Youtube logo 

Disfruta de los vídeos de nuestro canal de Youtube

Donaciones

Acceso

Prevención de accidentes domésticos.

Guía útil para pacientes y familiares.

Se lesiona más gente en casa que en ningún otro lugar. La seguridad en el hogar es una preocupación para algunas personas con miastenia. Los pacientes que tienen dificultad para andar, visión doble, o debilidad generalizada, corren un gran riesgo de sufrir accidentes domésticos, en particular caídas fortuitas. Puedes minimizar tus riesgos tomando algunas precauciones lógicas.

Cosas que hay que hacer si te lesionas.

Pide ayuda inmediatamente. Ten varios terminales de teléfono en tu vivienda, anota los números de emergencia en cada uno de ellos y ten a mano tu teléfono móvil.

En caso de que te lesiones, consulta con tu médico para que te dé la aprobación sobre los tratamientos antibióticos, anti-inflamatorios, etc., recomendados por el servicio de urgencias que te haya atendido.

Recomendaciones generales:

  • Si tu paso es inseguro, utiliza un bastón: disminuirás el riesgo de sufrir caídas. No te agarres a las paredes o a los muebles buscando apoyo.
  • Usa siempre calzado de tacón bajo, cómodo, cuya suela no sea resbaladiza.
  • Mantén los pasillos de tu vivienda despejados.
  • Repara cualquier agujero o irregularidad del suelo, pasillos o escaleras.
  • Ten cuidado con los líquidos resbaladizos vertidos al suelo accidentalmente.
  • Evita correr al cruzar la calle, para contestar al teléfono o al timbre de la puerta.
  • No enceres el suelo de tu vivienda.
  • Asegúrate de que las alfombras estén lisas. No tengas alfombras sin fijar en tu vivienda; o incluso mejor, retíralas temporalmente hasta que tu movilidad se haya recuperado por completo.
  • Tómate tiempo para recuperar el equilibrio cuando te levantes de una silla o de la cama.
  • Para mantener el equilibrio cuando recoges objetos del suelo, agáchate flexionando las rodillas en lugar de inclinarte hacia delante.
  • Utiliza sillas que tenga brazos suficientemente fuertes para poder ayudarte cuando te levantes y te sientes.
  • Instala una buena iluminación en toda la casa.
  • Usa un brazalete o colgante de identificación médica.
  • En el dormitorio, coloca tu cama cerca del interruptor de la luz y de un teléfono.
  • Mantén encendido un punto de luz durante la noche que ilumine el camino entre tu cama y el baño.
  • El calor debilita; por lo tanto, limita el tiempo que estás en la ducha o baño. Que alguien te ayude y controle si lo necesitas.
  • Pon franjas antideslizantes en la bañera o en la ducha.
  • Utiliza una silla de ducha si no te sientes seguro.
  • Instala un asiento de aseo elevado si tienes dificultad para levantarte y sentarte.
  • Cuando tengas debilidad en los brazos, desliza los recipientes de comida en lugar de levantarlos.
  • Pon la comida en recipientes pequeños; son más fáciles de levantar y manejar.